martes, 9 de septiembre de 2014

Aprende a estudiar

¡Muy interesante!
En el siguiente enlace encontrarás consejos y ayuda para hacer mucho más eficaz tu estudio.
La organización de la información
Es probable que en alguna ocasión necesitemos buscar información para hacer trabajos monográficos, investigaciones,  exposiciones orales, completar apuntes, preparar exámenes, impartir una clase...
Algunas fuentes de información son los libros (diccionarios, enciclopedias, anuarios, de texto, atlas, de viajes, guías de turismo...), periódicos, museos, Internet, vídeos, películas, CDs, organismos oficiales, ONGs, empresas, centros de investigación, universidades, teléfonos de información, televisión, revistas (especializadas, de divulgación), mapas de carreteras, tu propio profesor...
Cuando buscamos información sobre un tema concreto y accedemos a una fuente, se ha determinar muy bien la que realmente es necesaria y contrastar la veracidad de su contenido. 
Así pues, si tenemos que buscar información sobre un tema, acudiremos a las fuentes que determinemos, organizaremos la información que nos proporcionan para seleccionar la que sea de nuestro interés. De esta forma, lo primero sería localizar el concepto principal que motivó la búsqueda, lo valoramos y contrastamos en diferentes fuentes para confirmar su veracidad y, seguidamente, recopilamos toda la información importante derivada de dicho concepto principal y descartamos todo aquello que nos ea relevante para nuestra investigación. Es importante recoger ejemplos y anécdotas que clarifiquen nuestro trabajo. 
Si quieres ampliar información sobre las diferentes fuentes y algunos consejos importantes sobre como buscar información visita la web aprende a estudiar, apartado 14 "Conseguir información".
Subrayar y anotar
Ejemplo de subrayado
Ejemplo de anotación


 Para saber más y practicar visita el apartado 7 de la web "Aprender a estudiar"

Esquemas y resúmenes
A la hora de estudiar o de recoger información es importante que seamos capaces de resumirla, es decir, reducir el contenido del texto que la recoge sin que se pierda lo esencial de la información. Para ello es importante subrayar para destacar las ideas principales y las secundarias y, con todas ellas, redactar un nuevo texto sencillo y conciso con nuestras propias palabras, eliminando lo superfluo y evitando las repeticiones. De esta forma, el proceso se resume en los siguientes pasos:
  1. Subraya la ideas principales y secundarias.
  2. Observa la conexión entre las distintas ideas del texto.
  3. Redacta con orden, precisión y brevedad las ideas básicas. Utiliza tus propias palabras.
  4. Una vez terminado, repásalo, corrige posibles errores e intenta resumirlo aún más.
Una de las principales herramientas para la comprensión y el estudio de un tema es el esquema. Un esquema es la expresión gráfica de las ideas y conceptos de un texto. Para preparar un esquema te sugerimos las siguientes pautas: 
1.- Copia el texto y subraya las ideas principales y secundarias.
2.- Determina las ideas principales que estructuran el texto (utiliza distintos colores):
    • El concepto principal de ROJO. 
    • Sus causas (ideas secundarias) de VERDE. 
    • Las consecuencias (otras ideas secundarias) de AZUL.
3.- Para finalizar, redacta el esquema según el modelo que mejor se adecue:
Otros ejemplos:
De rayas
De llaves
De números
Si quieres algunos consejos más sobre "resúmenes y esquemas" y practicar cómo hacerlo, visita la web Aprende a estudiar, apartado 8.
Todo lo anterior nos resultará muy útil la hora de hacer un trabajo de investigación, para lo que también te ofrecemos los siguientes consejos:
Por Néctor Alonso

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comenta esta entrada